Jorge Lorenzo prueba el McLaren de Hamilton

Jorge Lorenzo se subió a un Fórmula Uno. El mallorquín, tres veces campeón del mundo de MotoGP, pilotó en el circuito británico de Silverstone el monoplaza con el que Lewis Hamilton se proclamó campeón del mundo de F-1 en 2014. La colaboración entre Mercedes y Monster Energy, patrocinador del equipo Yamaha de Lorenzo, hizo posible que el piloto mallorquín escribiera en después en su Twitter: "Fue un sueño hecho realidad".

"Ha sido un día increíble. Estoy muy satisfecho con el tiempo de vuelta en la última ejecución. A partir de lo que los ingenieros iban diciendo, mis tiempos eran muy competitivos. El coche es tan suave... Esperaba un coche más nervioso y difícil, pero al final todo iba muy bien: el volante, el motor, todo", explicó Lorenzo el pasado jueves, en declaraciones difundidas por su departamento de comunicación.
"Fue bastante fácil de conducir y el coche en las curvas es muy, muy rápido y el agarre del coche es casi irreal. En la primera vuelta se siente toda la potencia pero cuando uno se acostumbra es similar a una MotoGP, aunque en las curvas estás en un mundo diferente, a unos 40 kms más rápido a mitad de curva. También me sorprendió lo tarde que puedes frenar y la cantidad de agarre del coche a máxima aceleración en las curvas rápidas, es una locura", añadió el mallorquín.